23 de febrero de 2013

Re-Descubrimientos

En algun momento, hace un par de años, guarde un documento en mi "nube" de google (antes google docs, ahora google drive) y llevaba como titulo "LEELO TODAS LAS VECES QUE PUEDAS" Realmente, justo hoy que estoy migrando de una Laptop a otra, esto ha sido posible, ya que llevaba sin hacerlo más tiempo del que puedo recordar.

¿Que es lo que contenía ese escrito? ¿Por qué me dí la "instrucción" de leerlo las veces que fuera posible? Realmente no estoy seguro de cual era la "configuración" de mi cabeza en ese momento. Lo que si sé es que no era la misma que la que tengo el día de hoy y que la lectura tiene una interpretación totalmente diferente el día que la guarde, al día en el que estoy (casualmente un año y 2 días despues) escribiendo el día de hoy.

Por pura ne(ce)sidad les comparto esto, ya que seguramente tambien tendrá un significado diferente para ustedes el día de hoy y la próxima vez que se vuelvan a topar con el.

El escrito no es mio, aparentemente es de una mujer chilena llamada Patricia Gonzalez y aparentemente (realmente no estoy seguro porque no acostumbro visitar lugares con esa temática) lo tome de un blog llamado http://abundanciayovivo.blogspot.mx o de otro llamado http://abundanciainfinita.com.

Muchas veces nos desvelamos porque sentimos la urgente necesidad de aumentar nuestros ingresos económicos, ya sea, porque estamos sin trabajo o porque nuestro salario es muy estrecho o simplemente porque comprendemos que somos dignos de generar más dinero para vivir y vivir bien.


Por lo general, pedimos a nuestra mente que nos ayude a diseñar una estrategia para encontrar las posibles soluciones, buscamos los avisos de trabajo que se ofrecen, buscamos los servicios o productos que podemos vender, buscamos la actividad que a otros ha resultado bien y nos lanzamos en la aventura para mejorar nuestra economía basados en lo que podemos hacer. Pocas veces se nos ocurre sentarnos a escuchar lo que internamente palpita dentro de nosotros.


Para algunas personas cada vez resultara más pesada y agotadora la tarea de encontrar una actividad que funcione para conseguir el objetivo de mejorar sus finanzas. Han buscado alguna inspiración y han realizado este procedimiento muchas veces con pocos logros a su favor. Los intentos se van sumando y los fracasos también se suman.
Si aun no logras la estabilidad económica que deseas, es porque aprendiste ese patrón de vida y ese patrón lo puedes cambiar cuando quieras. La educación que hemos recibido no nos ha ayudado a resolver nuestros problemas económicos, mas bien, es la responsable de que tengamos esos problemas.
La educación que has recibido no te habla de lo que tú eres y del aporte que puedes dar a la humanidad por medio de la expresión de tus dones únicos. Eso queda postergado por la urgencia de encontrar un modo de ganar el dinero suficiente para luego poder vivir bien. Cuando las prioridades se encuentran invertidas, hay pocas posibilidades de triunfar.
Algunas veces ya sabemos qué es lo que nos apasiona, pero no tenemos la fe suficiente en nosotros mismos para seguir esa ruta, sentimos miedo y bloqueamos la salida. No hemos confiado en los deseos de nuestro corazón.


Si quieres que tu prosperidad llegue de una vez, tendrás que comenzar a pensar de una manera muy diferente a la que aprendiste en el pasado, porque esa no está dando los frutos que esperas. Ahora tendrás que acostúmbrate a pensar en términos de milagros.
Cuando piensas en términos de milagros, eres capaz de dejar de preocuparte de tus actuales inconvenientes económicos y quedas libre para hacer volar tu imaginación y descubrir nuevas posibilidades o de solucionar tus bloqueos. Si no te despegas mentalmente de tu situación de escasez, la seguirás manteniendo porque la seguirás alimentando una y otra vez. Cuando piensas en términos de milagros, haces el espacio para que tu corazón te hable de tu pasión y serás capaz de ver y conectar con lo que te hace vibrar por dentro. Muchas veces hemos despreciado estos mensajes internos porque no creemos que sean verdad.


Siempre hemos leído historias de personas que iniciaron una actividad en medio de la duda de sus familiares y amigos y que a la larga obtuvieron el éxito. Estas historias tienen algo en común, las personas siguieron sus sueños, se dedicaron a su pasión, creyeron en ellos mismos y en la fuente divina para llegar hasta el final, superando todo inconveniente en el camino.


Es posible que ahora mismo te encuentres dudando de qué hacer, cómo seguir o cómo superar tus bloqueos que te impiden avanzar. Eso tiene una solución muy sencilla, tomar todos tus inconvenientes, echarlos en una bolsa, dejarlos al lado tuyo por unos minutos y soñar con lo que quieres.


No importa la distancia que te separa de tus logros, en los niveles energéticos no existen las distancias de tiempo ni espacio. Si te elevas al nivel de los milagros, todo inconveniente desaparecerá y quedará el camino despejado para comenzar a moverte. Cuando comienzas a crear la ruta en tu imaginación, el universo comenzará a mover los hilos para hacer las sincronizaciones y todo se organizará para tu éxito. Otra cosa es que tú no quieras creerlo.


No existe la manera de salir de tus problemas económicos si los sigues mirando con los mismos ojos. Eres grande y poderoso. Eres capaz de conectarte con la fuente y manifestar milagros. Antes de buscar un trabajo, descubre quién eres.


Este descubrimiento nos asegura todos los bienes y todo el éxito que podemos ser capaces de soñar. Si estamos alejados de este centro, nos resultará muy cansador ganarse el sustento y existirá una lucha permanente para mantenerse o llegar a ese lugar donde queremos estar. 


Si sientes que tu vida es una lucha permanente, es una señal de que tu SER se encuentra postergado. Cuando descubres tu pasión la vida se hace fácil, liviana, fluida y próspera.


Este hallazgo no es una tarea de la mente, es una tarea de tu corazón.


¿Qué te pareció?

nos leemos pronto...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada